Antecedentes

El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Municipio de Lerma es un Organismo Público Descentralizado del Gobierno Municipal que cumple el objetivo de impartir asistencia social a los sectores de la población  más desfavorecidos o también llamados grupos vulnerables, como son las familias en extrema pobreza, las niñas y los niños en estado de orfandad, extravió, maltrato o desnutrición, adultos mayores en desamparo, personas con alguna discapacidad, mujeres y jóvenes en condiciones de conflicto, entre otros.

La  preocupación del sector público por proteger y asistir en forma institucionalizada a la mujer, al niño y a la familia surgió en el Estado de México en el último cuarto del siglo XlX, al crearse un organismo mixto denominado Patronato de Beneficencia.

Otro antecedente registrado en materia de asistencia social en el Estado de México, fue durante la gestión del Gobernador José Vicente Villada, el 5 de abril de 1904 a través de la inauguración del Centro Asistencial “Gota de Leche”, mismo que representó un beneficio familiar para la población, debido a que funcionaba como estancia infantil pública brindando atención médica gratuita y suministrando medicamentos.

Posteriormente, durante el gobierno del Ing. Salvador Sánchez Colín se formaliza la atención al menor, la mujer y a la familia, al expedirse el Decreto No. 114, que estableció el Código de Protección a la Infancia para el Estado de México, que entre otras disposiciones ordenaba la creación de la Institución Protectora de la Infancia, sin embargo, fue la administración del Dr. Gustavo Baz Prada cuando se incorporaron nuevas acciones en beneficio de la infancia y la mujer.

La Señora Rita Gómez de Labra, instituyó el Comité Voluntario de Asistencia Social Infantil, impulsando de esta manera la creación de diversas guarderías infantiles, la primera y más importante fue el hogar infantil Isabel de Castilla, que funcionó en coordinación con la Casa de Mujeres sin Trabajo.

En 1942, por disposición del General Manuel Ávila Camacho, entonces Presidente de la Republica, el apoyo que se brindaba a la Gota de Leche se transformó en desayunos escolares y se crearon los comités respectivos.

La atención al menor, a la mujer y a la familia en el Estado  quedó formalmente establecida en 1954, cuando la Legislatura local, a iniciativa del Gobernador Salvador Sánchez Colín, promulgó el decreto por el cual se aprobó el Código de Protección a la infancia por el Estado de México, primer acontecimiento jurídico en su tipo a nivel nacional y el segundo en América Latina.

De 1957 a 1963, siendo presidenta del Instituto de Protección a la Infancia del Estado de México (PIEM) la señora Elena Díaz Lombardo de Baz, se consolidaron las acciones a favor de la mujer, y especialmente para la educación  de los niños. No obstante como respuesta a la necesidad  creciente de brindar protección a todos aquellos menores que se encontraban en situaciones de abandono o explotación en 1968, en el período del Gobernador Juan Fernández Albarrán, se expidió el Decreto mediante el cual se publica la Ley sobre Protección a la Infancia y a la Integración Familiar, que sustituyó al Código de Protección a la Infancia para el Estado de México, a través del cual se creó el Instituto Mexicano para la Infancia y la Familia (IMPI).

El 10 de diciembre de 1970, durante la Administración del Gobernador Profesor Carlos Hank González, La Gota de Leche se fusionó con el Instituto de Protección a la Infancia del Estado de México, convirtiéndose después en estancia infantil para la atención de los hijos de madres trabajadoras,  donde  se proporcionaba a los niños servicios asistenciales, educativos, médicos y psicológicos.

El 31 de marzo de 1975 se aprobó la nueva Ley de Asistencia a la Niñez y de integración familiar, presentada por el Gobernador Carlos Hank González, quien apoyo ampliamente la labor de su esposa, Profesora Guadalupe Rhon de Hank, como Presidenta de la Institución.

Posteriormente,  para fortalecer esta acción el Dr. Jorge Jiménez Cantú propuso una iniciativa para modificar varios artículos de la respectiva Ley, pero fue hasta 1977 cuando el Instituto Mexicano para la Infancia a la Familia (IPIEM) cambia su denominación a Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México, de tal manera que las funciones que venía desarrollando se incrementan, en virtud de que se amplió la cobertura de atención a la familia y a la niñez.

La operación del Sistema se realizó a través  de la instrumentación de distintos programas, los cuales han sido modificados con el trascurso de los años en su contenido y otros han sido creados para cubrir las necesidades de la población vulnerable.

Un año después se creó el patronato Estatal de Protectores Voluntarios. La Señora María Isabel Campos de Jiménez Cantú llevó a cabo la instalación de Centros para el Desarrollo infantil y Centros de Desarrollo para la comunidad que sumados al Programa Huertos Familiares, reforzaron la impartición de la Asistencia Social en todo el territorio estatal.

Para 1981, siendo Gobernador el Lic. Alfredo del Mazo González, se publica la Ley que crea a los Organismos Públicos Descentralizados de Asistencia Social de carácter Municipal dando origen a 30 Sistemas Municipales para el Desarrollo Integral de la Familia, así mismo la Señora Carmen Maza de Del  Mazo, fortaleció la tarea realizada por sus antecesoras con la creación de los Albergues Temporales de Rehabilitación Infantil y Familiar.

El 31 de diciembre de 1986 se aprobó la Ley de Asistencia Social del Estado de México, ordenamiento jurídico que rige actualmente la institución.

Siguiendo las directrices del Sistema DIF Nacional, se operó una nueva estructura programática que incluía las Cocinas Populares, la Atención  a los Adolescentes y a los Menores en Situación Extraordinaria, creando para tal efecto el “Club de la Calle”.

Durante la gestión del Lic. Emilio Chuayfet Chemor, la Señora Olga Soto de Chuayfet  promovió la descentralización de los Sistemas Municipales DIF, a fin de constituirlos en organismos públicos descentralizados con personalidad jurídica y patrimonio propios, que se alcanzó en 1995, con la Licenciada María Eugenia San Martin de Camacho, y como resultado de las reformas se incorpora la necesidad de proteger a los grupos más débiles de la sociedad como menores, personas con capacidades diferentes, adultos mayores en situación de desamparo y personas carentes de recursos socioeconómicos.

Durante su administración también se establecieron las Agencias del Ministerio Público Especializadas, la Clínica de Prevención del Maltrato, 16 Delegaciones Regionales de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia y 14 Coordinaciones Regionales.